domingo, 18 de marzo de 2007

It's a me Mario!

Este domingo el Kuyu y su novia amiga Cristina me guiaron por los laberintos de Tristán donde encontré tres joyitas...
Excitebike, Wild Gunman y uno de los juegos más hermosos de la historia de la humanidad; el Super Mario Bros. 3.


La recomendación de la persona que me vendió los cartuchos fue: "Si ves que no andan, soplalos un poquito"... eso no me dio demasiada tranquilidad. Pero ese es el valor agregado que tienen los "productos" en Tristán. Uno no sólo está pagando un cartucho de NES, sino que se va a la casa con algo más; la emoción de no saber si al probar el cartucho descubrirá que la placa de adentro era en realidad un cartón o una galleta al agua. El elemento sorpresa es esencial en los viajes a la feria de Tristán.
Por suerte después de varios soplidos los juegos funcionaron perfectamente, así que ya se unieron al museo Kuyu que va creciendo a niveles insospechados.
El Super Mario Bros. 3 es lo más grande que hay, y ahora que lo tengo en mi poder puedo pasar a la siguiente fase del museo... no se pierdan próximas ediciones.




Atención: La foto anterior muestra el cartucho dentro de la consola lo que es considerado pornografía en Japón.

3 comentarios:

Kuyu dijo...

no es novia...los que yo compre anduvieron sin soplarlos...es cuestion de sacarlo y ponerlo, sacarlo y ponerlo...como los tulipanes!

eraser dijo...

Disculpen, yo como los vi chuponenando cada 5 minutos y todo el día de la manito me figuré que eran novios... una tontería de mi parte, era obvio que en realidad lo que tienen es una "amistad".

Kuyu dijo...

si si,concuerdo en lo absoluto contigo!en el post anterior me olvide de escribir que tambien el transformador ardia pero por suerte no se rompia...tambien me acuerdo que mi prima tenia un super y era excelente pero mi familia prefirio comprar la 486 que el super nintendo(un gran trauma que años despues me lo saque en la feria de tristan y de joanico)